jueves, abril 22, 2010

¿Mentir? ¿Interpretar?

Hablando con una amiga sobre el tema de los juegos de rol me dijo que no le encontraba sentido a estar con tus amigos y jugar a ver cómo de bien mentías. Se refería a juegos tipo Mafia (donde mentir como una perra es parte de la idea del juego), en realidad, así que había que explicar conceptos.




Uno de mis argumentos fue que el rol es más bien una especie de teatro improvisado. ¿Miente un actor? Pues... sí, pero no para engañar a la gente y hacerles creer que es realmente un noble en plena representación de Hamlet. Digamos que aquí juega un papel importante lo que se conoce como "suspensión de la incredulidad", es decir, el espectador, durante el tiempo que dure la representación, deja la realidad a un lado y se cree lo que le cuentan para sumergirse en la historia, a la vez que subconscientemente sigue teniendo muy claro que no es más que gente que finge ser otra persona a la que le pasan cosas que en realidad sólo parece que le pasan.




El espectador y el narrador, los actores, firman una especie de contracto no escrito, en el cual todos se comprometen a dejar de lado la realidad para disfrutar de la verdad de esa historia.

¿Qué puede hacer que esta suspensión de la incredulidad se resienta? Una mala historia, un mal guion, una mala interpretación, todo lo que no sea verosímil redundará en que nos empecemos a acordar de que sólo nos cuentan un cuento, que en realidad son señores disfrazados pretendiendo ser héroes mitológicos, o que sólo somos un grupito de gente fingiendo ser héroes mientras estamos sentados alrededor de una mesa escuchando lo que nos cuenta otro tipo.



En el fondo, se acaba tratando de que la gente se olvide de los hilos que mueven las marionetas, y se conmuevan con la tragedia que viven los títeres, como si fuesen personas "de verdad".




Ese es el objetivo. Y, como tal, el llevar a otros a donde vive la imaginación, me parece un objetivo bastante digno por el cual mentir... o, como decía Barney Stinton, "una mentira es una gran historia que alguien se empeña en arruinar con la verdad"

Me vuelvo a mi cubículo...

4 comentarios:

Jenophonte dijo...

La palabra "Mentir" en castellano suele implicar una carga despectiva.

Me gusta tu desarrollo , y comprendo que poner ése pensamiento por escrito es la verdadera naturaleza del post.

Aún así me gustaría haber estado en esa conversación para entender mejor la cuestión que tu amiga quería explicar. Creo que el concepto ha quedado un poco difuminado: como declaracion de principios para los roleros esta bien, pero igual no es la respuesta a la inquietud de la chica.

katakraos dijo...

Hombre, mi amiga al final de la conversación entendió la diferencia entre una cosa y otra.

Es cierto que en juegos tipo mafia, lo que se trata es de mentir ("¿Yo? ¿Un hombre lobo? Qué va, hombre, seguro que es ese"), que era lo que ella hasta ese momento entendía por juegos de rol, pero que la "mentira" de un juego de rol es una cosa más parecida al teatro.

Creo que terminó teniendo una idea más clara de lo que era el rol, cosa que desconocía lo que era en realidad.

¡Si el proselitismo mola y todo!

Gia dijo...

Cuando hacía teatro y luego nos enseñaron que el actor no miente nunca. Bueno, el que es un buen actor no miente, porque se trata de que cuando tengas que interpretar a un tío llorando, realmente te llegues a sentir triste y que cuando te rias sea de verdad. En eso consiste meterse en el papel. No digo que todos lo hagan, porque hay cada uno... que vamos... pero esa es la teoría.
Yo como jugadora de rol me meto mucho en el personaje y creo que el sentido en parte está en poder vivir cosas que en la vida real jamás experimentríamos
besitos, hermanito

katakraos dijo...

Gia, por eso mismo era la cuestión de que si en un juego de rol se mentía, ¿mentía un actor?

La idea es que la base es la misma (es decir, fingir algo que no es cierto, que no está pasando), pero, por supuesto, la interpretación es un arte y mentir... es otra cosa.

Bexox pues ;)